Cuando nos sentimos cansados, desvelados o sin energía nos resulta mucho más difícil llevar buenos hábitos. Solemos tomar decisiones precipitadas que nos dan un efecto de  “energía inmediata” como tomar refrescos, bebidas con cafeína o alimentos altos en azúcar. Y, aunque esta parezca una buena solución en el momento, estos no son los mejores hábitos para romper el círculo vicioso del cansancio y la energía.

¿Por qué es importante que hagamos esto? Porque la falta de sueño y el cansancio están relacionados con el aumento de peso. Hay muchos factores que nos llevan a sentirnos cansados: estrés, por mala alimentación, sueño interrumpido o cambios hormonales, entre otros. Aquí te presentamos algunos consejos prácticos que pueden ayudarte a sentirte más energizado y estable durante los días de cansancio:

No empieces el dia con cafeína

Suena difícil cuando comienzas un día desvelado o cansado, pero si tu primera decisión al despertar es tomar un café grande, es probable que continúes el resto del día queriendo consumir azúcar, carbohidratos simples y más cafeína. Básicamente, caerás en un círculo adictivo de energía inmediata y cansancio crónico.

Más energía

En lugar de tomar café, te recomiendo comenzar con un té de jengibre, menta, matcha o chai. No es que el café sea malo, solo se recomienda consumirlo una o dos horas después de que despiertes, en lugar de inmediatamente (a menos que estés realizando un ayuno intermitente).

Oxigena tu cuerpo; muévete un poco

Si tu cuerpo está cansado, qué mejor que oxigenarlo, renovar el aire y activar la circulación. Cuando estamos con pila baja, lo último que queremos es hacer ejercicio o salir a caminar, pero es un gran consejo: si sientes que no puedes terminar el día, sal a caminar.

Te recomiendo dar una caminata relajante por la naturaleza, puede ser afuera de tu oficina o trabajo. Si prefieres algo dentro de casa, puedes hacer tres saludos al sol (estiramientos de yoga) que son geniales para activar la circulación.

Entre más cansado estés, más fresco debes comer

El cuerpo te jugará una trampa de supervivencia cuando estés desvelado: te va a pedir energía inmediata en forma de alimento. Te pedirá esa comida que más rápido le otorgará pila, aunque no sea necesariamente la mejor opción.

Si estás desvelado y cansado, tu cuerpo se irá directamente sobre una dona de chocolate, aunque tengas toda la fruta fresca enfrente y disponible. El problema es que, al igual que con la cafeína, esto solo te dará un rato temporal de energía y después te pedirá más y más durante el resto del día.

Multivitamínate con alimentos

Lo que tu cuerpo realmente quiere es regresar a la homeostasis, al balance interno adecuado que necesita para funcionar. Y mientras no logre reponer las vitaminas y minerales necesarios, te va a pedir mucha comida y tendrás antojos.

Si estás desvelado o no dormiste bien, probablemente tengas antojos de bebidas azucaradas frías que repongan algunos electrolitos e hidraten, pero si no tomas buenas decisiones alimenticias, puedes terminar sintiéndote aún más cansado. Mi propuesta es que tomes mejor jugos, licuados o comidas muy altas en vitaminas, para que ayudes al cuerpo a recuperarse.

20 minutos de un hábito reparador

Este último consejo es realmente un lujo hoy en día, pero si tienes la oportunidad de tomar una pequeña siesta después de comer o antes de regresar al trabajo, sería una gran manera de reponer un poco a tu cuerpo y reducir los niveles de estrés.

Una siesta de 20 minutos ayuda a reducir niveles de estrés y de azúcar en sangre. Si no logras dormirte, también puedes recostarte y meditar por este mismo periodo de tiempo.

Hábito reparador

Algunos alimentos que contribuyen en pequeñas cantidades para aumentar la energía son: todas las frutas frescas (por su contenido de carbohidratos), los frutos secos, las semillas como almendras, el cacao y sus derivados (como barras de chocolate), el café, té verde y matcha.

Sentirte con energía durante el día viene del resultado de varios hábitos tanto nutricionales como de estilo de vida.

Por Mónica Valverde

Hablando de hábitos saludables, no te pierdas nuestra entrevista con Edna Monroy, una mujer que es ejemplo de constancia y pasión por el deporte.