Lalo Arriola, cuyo nombre artístico es sólo Arriola, está festejando uno de los pasos más importantes en su carrera: el firmar con Warner Music Latina para grabar su primer álbum.

“Nunca se sabe cómo van a suceder las cosas, y la verdad es que sucedieron de una manera muy bonita. E implica mucho trabajo”, comenta Arriola acerca de este nuevo logro.

Además de músico y cantante, Arriola escribe sus propias canciones y el firmar con un sello como Warner ha implicado ciertos cambios, como el ahora componer en compañía. Se ha sentado a componer con talentos como Amerika Jimenez (quien ha escrito para Gloria Trevi y Christian Castro), también con Salvador Aponte y con el productor Junior Cabral.  

“Se vuelve un poco más ágil la composición”, dice Arriola, y que siempre es positivo que otras experiencias se sumen para crear historias diferentes.

Una de esas historias es la canción Hasta que aparezcas, compuesta en conjunto con Juan Solo y que fue lanzada como sencillo. “Es una canción, más que nada, de esperanza: de que vas a encontrar el amor, que sabes que pronto va a llegar y que está por ahí en el mundo”.

Los inicios

Aunque es muy joven (recién acaba de cumplir los 23 años), Arriola tiene ya una gran experiencia en la música, pues desde sus 9 años comenzó a tomar clases de canto. Y fueron pocos años después que comenzó a escribir sus propias canciones.

Los inicios, como suelen serlo casi todos los inicios, fueron un poco complicados. “No conocía nadie”, dice Arriola. “Y vengo de una familia en la que nadie era músico, nadie tenía idea cómo funcionaban las cosas. Y yo solito tuve que ir conociendo y descubriendo el medio”.

El camino apenas comienza

El destino lo ha traído hasta la casa disquera de uno de sus ídolos musicales: Luis Miguel. “Él ha sido mi inspiración desde muy pequeñito y qué locura que estemos ahorita ya en la misma disquera”.

Arriola recuerda que el primer concierto al que asistió fue a uno de Luismi. Y lo recuerda como un descubrimiento por la emoción que genera un concierto y por lo que una persona era capaz de causar en muchas otras. “Yo quiero saber eso, yo quiero sentirlo”, dice.

En InFluencer confiamos en que muy pronto él mismo estará llenando conciertos y generando en sus fans esa emoción que experimentó aquella primera vez que asistió a uno.

Fotografía: Dabeth Gamalier.

También te recomendamos Serrath: “Feliz de retomar mi carrera como actriz”