Bárbaros es una serie de drama histórico hecha por alemanes y que se posiciona en Netflix como la serie de este género y de habla no inglesa más vista en su estreno. La segunda temporada salió este viernes.

Las rebeliones 

Hoy hablaremos de Bárbaros, una producción en alemán y la nueva joya de los dramas históricos de Netflix.

La narración se centra en los enfrentamientos entre romanos y los pueblos germanos, quienes se rebelaron contra el Imperio. Tanto en la historia oficial como en la serie, el protagonista, Arminio, busca la unificación e independencia de todas las tribus que viven más allá del Rin.

La historia reinventada

Después de los sucesos de La batalla del bosque de Teutoburgo —enfrentamiento que sí pasó durante el año 9 d.c. y que significa una de las mayores derrotas de Roma—, la segunda temporada se ubica un año después para abordar la venganza de los romanos, quienes reforzaron las fronteras y crearon campañas de castigo lideradas por Tiberio y Germánico, su hijo adoptivo.

Este periodo de asedios, en realidad, inició unos meses después de dicha batalla y duró cinco años, pero en la serie sucede rápidamente durante seis capítulos, siendo el final de la temporada el parteaguas para otra batalla sangrienta que se espera ver en una tercera entrega.

Críticas

A la par, se crean alianzas entre dos tribus y, claro, hay traiciones. Estas interacciones sólo sirven para dramatizar los hechos —hay un romance homosexual—, algo que ya esperamos de este tipo de producciones. Aún así, a muchos les pareció exagerado.

Otras quejas son porque retratan a los romanos como incompetentes. Si bien, no estaban preparados para la rebelión de los germanos, al ser contada en estos tiempos y por alemanes, pecan de glorificar a sus héroes.

Con todo eso, la serie es adictiva y es necesario el contexto histórico para no hacerse expectativas raras. Pero si todo eso te vale, disfruta a los personajes.

También te podría interesar: Final Liga MX. Ambriz y Almada, dos estilos diferentes.