Comparte la nota

Según su representante, David Seidler murió el 16 de marzo de una manera poética. Tenía 86 años de edad.

Una muerte tranquila

Es extraño pensar si la muerte tiene un ideal, pero, cuando nos adelantamos mentalmente a este suceso, esperamos hacerlo de ancianos sin sufrir más de la cuenta.

David Seidler fue uno de esos afortunados de la vida, si por respeto se le puede decir así, pues, según su representante, Jeff Aghassi, su amigo murió en paz en un escenario de felicidad para él. Esto le contó a Variety:

“David estaba en el lugar que más amaba en el mundo (Nueva Zelanda), haciendo lo que le daba mayor paz, que era la pesca con mosca. Si se le hubiera dado la oportunidad, es exactamente como él lo habría guionizado”.

Hasta el momento, no se han dado más detalles sobre la causa de muerte.

David
Fotografía: Internet

Te puede interesar: Zendaya y Tom Holland tuvieron una cita para promocionar ‘Challengers’ en una final de tenis

El escritor que no se dejaba vencer

Aunque apenas tenía tres años de edad, David vio el bombardeo a Londres durante la Segunda Guerra Mundial, un hecho que obligó a su familia a mudarse a Nueva York. De hecho, durante ese éxodo, vivió otro suceso terrible: un ataque alemán que hundió a uno de los barcos que acompañaba al suyo.

En consecuencia, desarrolló tartamudez, condición que lo deprimió durante la adolescencia. Sin embargo, lo enfrentó mediante la actuación teatral y, poco después, en volverse dramaturgo, un estilo que le dio el éxito en Hollywood junto a su esposa, Jacqueline Feather.

En el 2005 se le diagnosticó cáncer de garganta, otro hecho que venció superándose a sí mismo, pues fue cuando escribió el guion de “El discurso del rey” inspirado en Jorge VI, quien también era tartamudo.

La película, que se estrenó hasta el 2010, ganó 70 premios en total, de los cuales, 7 fueron para Seidler y su guion.

David
Fotografía: Getty
Proteo

Comparte la nota