Todos alguna vez en nuestras vidas hemos portado algún reloj y todos en algún momento lo hemos roto, rayado, tirado o hasta aplastado y definitivamente nos ha dolido. Sin embargo, hay alguien que ha pensado en nosotros y esa empresa es Richard Mille que ha presentado su reloj “indestructible”, el RM 011 TPT Quartz Edition y que por la cantidad de $160,000 USD puede ser nuestro.

La empresa relojera desarrolló un carbono NTPT patentado, originalmente desarrollado para la fabricación de velas de barcos de regata. Este material tiene aplicaciones en la construcción de chasis de Fórmula 1, en el mundo aeronáutico y desde entonces en el sector de la relojería de alta gama.

Es así como el material composite se ha convertido en ADN y marca de esta firma asentada en el Valle del Jura. Muchos meses después de que naciera el carbono NTPT, y como parte de su constante reto de alcanzar nuevas soluciones técnicas y estéticas, Richard Mille lanzó su primer desarrollo del Carbono NTPT combinado con Cuarzo TPT en exclusiva para la firma gracias a la alianza con la compañía suiza North Thin Ply Tecnhology.

Fue esta combinación de materiales la que dio origen al reloj RM 27-02 Rafael Nadal. Envuelto en su caja blanca, este calibre tourbillon comprobó las propiedades que caracterizan este material compuesto: gran resistencia a las altas temperaturas, la transparencia a las ondas electromagnéticas y la resistencia extrema al impacto de fuerzas de hasta 5,000 G.

Su creación implica la inserción de capas de sílice no más gruesas que 45 micras entre las capas de carbono, utilizando un sistema de aplicación automatizado que modifica la orientación de las fibras entre cada capa en 45 °. Después de haber sido calentado a 120 ° C en un autoclave similar a los utilizados para piezas aeronáuticas, el material está listo para ser trabajado por PriArt, la manufactura que produce las cajas y componentes de Richard Mille.

La investigación llevada a cabo sobre cuarzo TPT rojo condujo a la creación de una intensa resina roja, cuyo brillo se ve reforzado por las fibras de cuarzo. Seleccionado por su estabilidad y biocompatibilidad, este pigmento satisface todos los reglamentos REACH. La combinación de cuarzo TPT rojo y el carbono NTPT negro garantiza la singularidad de cada caja ya que el proceso de mezclar ambos materiales revela aleatoriamente un patrón distinto cuando se funden.

La nueva caja de cuarzo TPT rojo y NTPT carbono asegura que el calibre RMAC1 automático que equipa el famoso RM 011 quede totalmente protegido. Este movimiento de titanio de grado 5 tiene una reserva de marcha de 55 horas, alimentado por un sistema de doble barrilete impulsado por un rotor de geometría variable.

Con un gran fechador a las 12 horas, un visualizador para el mes a las 4 h y un cronógrafo “flyback” con una función de cuenta regresiva, este icónico reloj Richard Mille revela un nuevo aspecto mucho más fresco y atrevido. El RM 011 TPT Quartz Edition es una serie limitada de 50 piezas y solo se venderán en las boutiques de Richard Mille.