Tom Brady y Gisele Bündchen se divorcian luego de 13 años de matrimonio. La estrella de futbol americano y la modelo decidieron separarse pacíficamente.

Fotografía: Getty.

Matrimonio disuelto

A principio de mes, la pareja contrató abogados para separarse de la mejor manera por respeto a sus hijos y a su relación de tantos años. Hoy, el matrimonio queda oficialmente disuelto. Esto dijo Tom en su más reciente historia de Instagram:

“Hacerlo es, por supuesto, doloroso y difícil (…) Sin embargo, solo deseamos lo mejor el uno para el otro mientras perseguimos los nuevos capítulos de nuestras vidas que aún no se han escrito”.

Problemas para continuar

Aunque ninguno ha dado una declaración detallada del motivo de la separación, ya no vivían juntos semanas antes de iniciar el divorcio, según los rumores, a raíz de que Brady regresó a la NFL.

En febrero, el mariscal se retiró de su profesión para dedicarle tiempo a otros asuntos, pero regresó dos meses después y su entonces esposa declaró:

Fotografía: AP.

“Este es un deporte muy violento, y yo tengo a mis hijos y me gustaría que él estuviera más presente (…) he tenido esas conversaciones con él una y otra vez. Pero, en última instancia, creo que todo el mundo tiene que tomar una decisión que funcione para él”.

Contradicciones de Tom

Él mismo lo ha dicho, ama al futbol americano y sigue deseando el éxito pese a que su carrera ya le ha dado muchísimos. La lucha de Tom entre dedicarle todo su potencial al juego o estar presente con su familia en las fiestas importantes se nota en sus declaraciones antes del retiro:

 “Lo dije hace un par de años: las relaciones lo son todo. No siempre se trata de lo que quiero. Se trata de lo que la familia quiere. Pasaré mucho tiempo con ellos y descifraré qué sigue”.

Esto parecer ser el motivo de sus desacuerdos familiares. Al final, eligió su carrera.