Una escultura por donde se pueda mirar el pasado, presente y futuro de la Ciudad de México, así es como se describe a “El Ojo de México”, la primera escultura con inteligencia artificial en Latinoamérica.

El ojo de México
Fotografía de Neuchatel
El ojo de México
Fotografía de Neuchatel

Ubicada en Polanco, esta escultura ha sido creada y producida por el estudio “Ouchhh”, quienes experimentan con el arte, la tecnología y la ciencia. Dicho estudio ya cuenta con obras instaladas por diferentes partes del mundo, como en Nueva York, Tokyo o París.  

Fue diseñada a partir de diversos datos medioambientales y urbanos de la Ciudad de México como el ruido, el aire, el número de población, emisiones de autos, etcétera. Toda esta información es leída por inteligencia artificial y por algoritmos, quienes la transfieren a la escultura para crear audiovisuales.

Arte y tecnología

Representa un reflejo de que el arte es atravesado por el contexto social y cultural en que se desarrolla. En este caso, las nuevas tecnologías cada vez avanzan más, tal como la inteligencia artificial, por lo que el arte no se puede mantener aislado de estas nuevas tendencias. Por ello, tener esta escultura en la Ciudad de México es tan importante, pues es una muestra fehaciente de que el arte y la tecnología pueden dialogar sin problemas.

“El Ojo de México” ha llegado para convertirse en una muestra de vida artística internacional en una zona fundamental de la Ciudad de México como lo es Polanco. La escultura se encuentra en la zona llamada Neuchâtel Cuadrante Polanco, y es así como se suma a la nueva propuesta arquitectónica y cultural que la Ciudad de México ofrece a sus habitantes.

El ojo de México
Fotografía de Neuchatel

También te puede interesar: Izamal, razones para enamorarnos de la ciudad amarilla