Emilia Clarke habla de las secuelas y su milagroso estado actual después de dos episodios de lesiones cerebrales.

Cómo le afectó

En el capítulo publicado el domingo 17 de abril del Sunday Morning, programa británico de entrevistas y debates, Emilia Clarke volvió a hablar de los momentos dolorosos que padeció

Emilia Clarke, fotografía 01 para nota web
Fotografía: Getty

por este mal en el 2011. La primera sucedió durante las grabaciones de Game of Thrones después de un entrenamiento; Emilia empezó a sentir una fuerte presión en la cabeza que hizo que se desmayara:

“Una nube de inconsciencia se posó sobre mí. Como nadie sabía qué me pasaba, los médicos y las enfermeras no podían administrarme medicamentos para aliviar el dolor. Finalmente, me hicieron una exploración del cerebro. El diagnóstico fue rápido y siniestro: (…) Tuve un aneurisma, una ruptura arterial”

La actriz también menciona que es un milagro que pueda desarrollar funciones tan básicas como hablar, incluso después de un segundo episodio (en el 2013) y de sufrir afasia que le hacía pronunciar palabras sin sentido. Y es que las personas que experimentan estas rupturas —la manifestación más severa de un aneurisma— suelen no sobrevivir o quedan con alguna discapacidad:

“Con la cantidad de cerebro que tengo inutilizado, es increíble que sea capaz de hablar, a veces articuladamente, y vivir mi vida con total normalidad sin absolutamente ninguna repercusión”.

Emilia Clarke, fotografía 02 para nota web
Fotografía: Getty

Recuperación

La actriz está agradecida por la motivación que sacó de su personaje, la fuerte Daenerys Targaryen, cuando tuvo que enfrentarse a la incertidumbre de un diagnóstico de ese tamaño:

 “Pasé por un periodo de estar muy baja de ánimos, la verdad, pero llegas al plató y tienes que interpretar a esa enorme mujer, y tienes que pasar a través del fuego. Creo que eso me salvó de darle vueltas a mi mortalidad”.

Emilia Clarke y su labor altruista

Emilia creó Same You, asociación que ayuda a personas de Estados Unidos y Reino Unido a sobrellevar sus lesiones cerebrales.

También te recomendamos leer Malcolm McRae Y Anya Taylor-Joy: El rumor de su boda secreta