Shakira deja el silencio y habla por primera vez tras la ruptura de su matrimonio con Gerard Piqué. En una entrevista con ELLE, la colombiana cuenta su dolorosa versión.

Fotografía: Jaume De Laiguana.

El acoso y la poca empatía

Cuando se desató la noticia que Piqué había engañado a Shakira con una joven española, el morbo fue demasiado lejos. Los paparazzi acosaron a la nueva pareja, a Shakira y a sus hijos para obtener declaraciones de un tema que debería ser privado:

“Es real la decepción de ver cómo se ha vulgarizado y abaratado por los medios algo tan sagrado y tan especial como pensé que era la relación que tenía con el padre de mis hijos”.

En esa misma entrevista que dio a ELLE, Shakira menciona que está pasando por la etapa más oscura de su vida, ya que no sólo la traición de Piqué la devastó, todavía tiene que enfrentar el juicio por evasión de impuestos en España y el de la custodia de sus dos hijos, Milan y Sasha, quienes han sido afectados más de lo usual:

“Honestamente, el trato de la prensa ha sido muy difícil y muy invasiva para mis hijos. Ellos no merecen sentirse observados cada segundo, fotografiados en el colegio o perseguidos por paparazzi. Se merecen una vida normal”.

Fotografía: Jaume De Laiguana.

La terapia de la música

Shakira se ha refugiado en la música para aliviar su situación. No es la primera vez que, tras un mal de amores, ella se inspire a escribir para darle sentido a ese momento de dolor:

“En aquellos días, cuando sentía que me faltaban las fuerzas, como si no tuviera piernas, esos días escribía canciones, y sentía que revivía y salía fortalecida (…). ¡estoy tan agradecida por mi trabajo! Nos permite recomponernos y darnos cuenta de quiénes somos y por qué estamos aquí”.

A poco de que salga su nuevo álbum, S12, que está programado para octubre, hablar de lo que significó el proceso creativo le suma valor a lo que Shakira nos prepara con su música. Mientras, esperemos que el tema la deje en paz pronto.

También te recomendamos: Latin Grammy 2022, mexicanos y Bad Bunny arrasan en nominaciones.