Llegó el momento de decirle adiós al iPod, el reproductor de música que marcó nuestra generación.

Llegó el momento de decirle adiós al iPod, el reproductor de música que marcó nuestra generación.

Apple lo hizo oficial: ya no seguirá produciendo más y el iPod Touch es el último modelo en el mercado “hasta agotar existencias”.

El primero de estos reproductores fue lanzado hace 21 años y, en ese entonces, era capaz de almacenar hasta mil canciones. Desde entonces han existido varios modelos, como el Nano y el Shuffle.

El modelo Touch, que se lanzó al mercado en 2007, abrió el camino para la llegada del iPhone. Mientras que el primer modelo de iPod clásico apareció en 2001.

Hoy la manera en que escuchamos y almacenamos música ha cambiado sustancialmente. Pero en aquella década este dispositivo redefinió el cómo se descubre, escucha y comparte la música, como lo ha dicho Greg Joswiak, vicepresidente senior de marketing mundial de Apple.

Paradójicamente, el iPhone ha ido cavando la propia tumba del iPod. El analista Ben Wood de CCS Insight le dijo recientemente a la BBC: “Cuando Apple creó el iPhone, sabía que en última instancia significaría el principio del fin del iPod”. Esto debido a que la música ahora estaba disponible más fácil en plataformas streaming.

A principios de los 2000, la industria musical vivía una crisis a causa de la piratería. El lanzamiento del iTunes y del iPod funcionó un poco como salvavidas por la compra de sus descargas legítimas. Y al mismo tiempo rescató a Apple cuya fortuna languidecía en ese tiempo por un mercado dominado por las computadoras con Windows.

Ahora, que el fin del iPod ha llegado, Apple ha asegurado que su espíritu vivirá en dispositivos como el Apple Watch y el HomePod mini. ¿Quieres quedarte con uno para el recuerdo? Entonces correr a conseguir uno antes de que se agoten. Porque ya no volverán.