Ale Zéguer nació en San Luis Río Colorado, Sonora, pero en febrero cumplió 10 años de haberse mudado a CDMX, donde ha cumplido sus sueños de compositora y cantante.

Ale Zéguer está recogiendo hoy el fruto de esos 10 años de trabajo desde que llegó a CDMX. Después de que artistas como Alejandra Guzmán, Matisse, Yuridia y María José les pusieran voz a sus composiciones, ahora ella misma lo hace, pues acaba de estrenar su primer álbum: “Mis no lugares”.

La temática principal son aquellos amores pasajeros, los que un día estuvieron pero no se quedaron.

“Donde las cosas están inestables: eso es a mí lo que me lleva a escribir”, dice.

Sin embargo, está consciente de que ese no es el único lugar desde donde es posible crear canciones. “Me vendí mucho esa idea de que para escribir hay que sufrir y a veces uno se busca el sufrimiento gratis”, nos cuenta Ale.

“Ahora quiero cambiar toda esa mentalidad”, dice Ale. “Realmente sí funciona muchísimo, si uno analiza ese dolor, funciona para escribir, pero también se puede escribir de cosas que no necesariamente tienes que vivir, por eso hay historias en la calle, por eso tenemos amigos que les pasan cosas interesantes”.

La primera canción

A los 15 años Ale Zéguer tuvo una señal de lo que la iba a llevar a escribir sería el dolor y la tristeza. Fue cuando compuso su primera canción, dedicada a una amiga que había fallecido.

La canción fue grabada, pero nunca salió al público ni la ha tocado jamás en vivo, sólo fue un obsequio para la familia de su amiga.

Aunque insiste en que ahora quiere cambiar ese paradigma en su composición: “Para escribir no tenemos que sufrir forzosamente”, dice.

Sueños cumplidos

El sueño de publicar su propio álbum ha venido, además, con otro sueño cumplido: el de que su ídolo musical Leonel García (de Sin Bandera) colaborara con ella en una canción.

“Leonel me ha dado una lección increíble de por qué los artistas grandes son grandes, y es porque tienen un corazón gigante”, cuenta Ale.

En “Mis no lugares”, Ale cuenta con otra colaboración: el puertorriqueño Pedro Capó. “Para mí fue una sorpresa y estoy muy feliz de tener esta colaboración con él porque también lo he admirado desde siempre”.

En estos tiempos donde los números importan mucho (o que incluso parece que son todo lo que importa), para ella el apoyo de esos artistas ha sido de un valor que no se puede medir.

“Ellos están creyendo en mí, en mis canciones, en mi voz, entonces para mí eso significa muchísimo, es una lección muy grande que me dejan Pedro y Leonel”.

Fotografía: Dabeth Gamalier.

Styling: Paulina Silva.

Vestuario: Niska Luxury.

También te recomendamos: MTV Miaw 2022: ¿Quiénes lucieron mejor?