Rhea Seehorn le dio vida durante 6 temporadas a Kim Wexler, la perspicaz, inteligente y carismática abogada y novia (y después esposa) de Saul Goodman en Better Call Saul. La serie de Netflix llegó a su final ayer 15 de agosto. Y Rhea alcanzó con este papel alturas que quizás nunca se imaginó.

El éxito tarda

El spin-off de Breaking Bad se ha convertido en una de las más grandes series de la tercera edad dorada de la televisión. Y gran parte se lo debe al personaje de Kim Wexler. Rhea, a través de este personaje, se convirtió en una gran influencia en el mundo de Saul Goodman y también fuera de la ficción.

A Rhea le llegó este papel a una edad madura, a sus 40 años, y enseguida se convirtió en una actriz aclamada por la crítica y por el público. Antes de ser Kim Wexler, su carrera se desarrollaba principalmente entre papeles pequeños y actuando en teatro con papeles mal pagados. Todo esto la había llevado a complementar la actuación con otros trabajos, por ejemplo, fue recepcionista en una empresa de construcción, donde además limpiaba baños en ocasiones.

En 2014 su vida cambió cuando acudió a un casting para un papel en la serie Sneaky Pete (que, por cierto, el cocreador es Bryan Cranston), sin embargo, la directora del casting la rechazó, pero en cambio la recomendó para otro papel que estaban buscando para otra serie: el de Kim Wexler.

Rhea a los Emmy

Rhea Seehorn recién obtuvo el premio de la Asociación de Críticos de Hollywood a “Mejor actriz de reparto en una serie de drama”.

Además, tiene una nominación para los Premios Emmy que se realizarán este 12 de septiembre: “Mejor actriz secundaria en una serie dramática”. Y estamos seguros que ese premio estará en su bolsillo.

Te recomendamos Familia Addams: la recreación de Tim Burton en Netflix