Checo Pérez y Max Verstappen, ¿una relación quebrada?

¿Es Verstappen el nuevo holandés enemigo público número 1 de México tal como lo fue el futbolista Robben? Aquí te traemos los últimos detalles sobre la más reciente polémica de la Fórmula 1. Checo Pérez y Max Verstappen: ¿Cómo está su relación?

Checo Pérez y Max Verstappen, ¿una relación quebrada?

La lucha por el subcampeonato

Durante el pasado domingo 13 de noviembre, cuando se corría el Gran Premio de Brasil, el piloto Max Verstappen se negó a dejarle la sexta posición al mexicano Checo Pérez para que así este obtuviera dos puntos. Se trataba de un momento clave para definir el subcampeonato, pues Checo pudo haber ampliado su ventaja en el segundo lugar del mundial de pilotos.  Ambos pilotos son parte de la escudería Red Bull, por lo que se trataba de un pleito interno que ponía en riesgo la armonía en el equipo.
 
Los ánimos los encendió un poco el mexicano cuando declaró ante varios micrófonos que gracias a él, Verstappen tenía dos campeonatos. Pese a las órdenes de su escudería, el neerlandés se negó a dejar pasar a Checo pues dijo tener “sus razones” para no hacerlo.

“Somos adultos”


Tras un par de días y haberse calmado los ánimos y con la cabeza un poco más fría, Checo ha dicho que ya todo se resolvió, aunque ha insistido en que sigue sintiéndose decepcionado por el comportamiento de su compañero.
 
“Estoy decepcionado, especialmente después de todo lo que he hecho por él. Pero estoy seguro de que todos somos adultos y avanzaremos como equipo”, dijo el mexicano en una entrevista reciente. Y agregó que siempre pondrán al equipo por delante de sus intereses, que en el futuro será diferente y mantendrán las discusiones internamente. 

Checo Pérez y Max Verstappen, ¿una relación quebrada?


También ha aprovechado para publicar su posición en redes sociales, donde mencionó que se encuentra totalmente enfocado en el Gran Premio de Abu Dabi.

Sigue a Checo Pérez en su cuenta de Instagram y a la escudería Red Bull.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TOM BRADY Y GISELE BUNDSCHEN, EL DIVORCIO ES OFICIAL