Tuki es un youtuber surgido de Tepito que, según nos contó, se trata de un lugar del que nunca te aburres, un lugar que está activo las 24 horas. Gracias a sus recomendaciones de micheladas principalmente, en Youtube ya rebasa los 77 mil seguidores. Y sus videos sirvieron de guía para la elaboración del documental “La Divina Gula” de Netflix

Pero antes de que Tuki se convirtiera en el youtuber que es hoy, de niño soñaba con ser otra cosa: “De morro lo que quería ser era arquitecto, me gustaba mucho la construcción y toda esa onda. Luego fui creciendo y desarrollándome en diferentes ámbitos: me metí a la música mucho tiempo, y en un momento a turismo y toda esa onda y trabajé en el ramo de alimentos y bebidas, ahí estuve trabajando mucho tiempo, como hasta el 2015, que fue cuando ya empecé con esto de Youtube”.

Fue así como comenzó la aventura que lo ha llevado a probar las más exóticas bebidas, como los tragos de tarántula y de escorpión.

—¿Cómo fue tu experiencia con esas dos bebidas?

—Esas bebidas las probé como por el barrio de Tláhuac, ahí hacen cocteles con mezcal de tarántula y mezcal de escorpión. Saben como ahumado.

Pero hay una bebida a la que le huye: las micheladas de mole. “Le das el trago y sabe rico. Sin embargo, ya después ya no. Ya después de un trago te va a saber feo: como que el mole se combina con la cerveza y se pone grasosa”.

—Muchos de tus videos se enfocan en el barrio, en su gente. ¿Es una manera de dignificar a la gente que crece en los barrios? ¿O qué mensaje quieres mandar?

—Que la gente externa conozca que en los barrios también hay cosas padres, hay gente trabajadora, no todo es malo, no todo es delincuencia. Es sacar y mostrar lo bonito del barrio. Que la gente le echa ganas, que trabaja con sus negocios de comida, de bebida, de lo que sea.

¿Quieres conocer más bebidas extravagantes y más sobre los barrios de la CDMX? No olvides visitar su canal de Youtube: Tukishow.