Hoy 28 de junio celebramos la diversidad y el orgullo LGBT+. Pero más que eso, es un recordatorio de la lucha que a través de los años ha tenido esta comunidad por sus derechos humanos.

Ya el sábado pasado las calles de la Ciudad de México se inundaron de los colores de la bandera del orgullo LGBT+. Las marchas del orgullo se realizaron también en muchas otras ciudades del interior del país, exigiendo respeto por sus identidades y una vida libre de violencias en su contra.

¿Por qué el 28 de junio?

No se trata de una fecha al azar. Guarda un profundo significado, pues la madrugada del 28 de junio de 1969 en el bar Stonewall (en el barrio neoyorquino Greenwich Village) se dieron fuertes enfrentamientos entre más o menos 150 personas de la comunidad LGBT y la policía de Nueva York.

En aquella década de los 60, el ser homosexual estaba muy penalizado en Estados Unidos y el bar Stonewall era un sitio de resistencia política. Esa redada policial estuvo llena de abusos de autoridad y dio pie para que, a partir de ahí, se dieran manifestaciones y que se formaran colectivos de homosexuales y lesbianas que luchaban por sus derechos.

Día del Orgullo LGBT, persona sonriendo durante la marcha
Cortesía de Unsplash, derechos a su autor.
Dia del Orgullo LGBT, persona levantando bandera del orgullo durante marcha
Cortesía de Unsplash, derechos a su autor.

¿Por qué es importante este día?

En nuestro país se ha avanzado con respecto a la aceptación de la diversidad sexual. De acuerdo a el Latin American Public Opinion Project (LAPOP), en cuatro años en México la aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo subió de 37 a 43 por ciento.

Sin embargo, eso no significa que todo vaya viento en popa, pues según la Encuesta Sobre Discriminación Por Motivos De Orientación Sexual E Identidad De Género de 2018, todavía el 71% de personas gays, bisexuales y lesbianas evitan expresar su orientación o identidad de género por miedo a ser discriminadas o agredidas.

Aunque afortunadamente siempre hay personas valientes que expresan su identidad sin miedos. Como Camila Araiza, hija del conductor de Televisa Raúl Araiza, quien recientemente habló abiertamente de su identidad en redes sociales con un mensaje de inclusión.

“Qué ya no tengo miedo de ser YO !!!! Me cuesta encasillarme, especificarme, explicarme, justificarme!!! Pues soy más que un nombre, edad, género, más que un cuerpo!! Qué todo me lo debo a mi porqué ese es el amor propio y esa es mi misión más grande”, fue parte de lo que escribió en un post de Instagram.

Por ello es tan importante que este día siga existiendo.

También te recomendamos leer Autoconocimiento como medio de sanación: las enseñanzas de Nathaly Martínez