La competencia para conocer al nuevo campeón de la Serie Mundial de Beisbol comenzó el pasado martes entre los Bravos de Atlanta y los Astros de Houston. 

Los Bravos derrotaron el pasado sábado 23 de octubre a los Dodgers de Los Ángeles, quienes son los actuales campeones, en la final de la Liga Nacional. De esta manera, se están enfrentando al campeón de la Liga Americana, los Astros, quienes dejaron tendidos a los Red Sox de Boston.  

Cortesía de bleacherreport.com

Desde 1999 que los Bravos no llegaban a una Serie Mundial, en aquella ocasión fueron derrotados por los Yankees. Su único título data de 1995, por lo que ahora buscan su segunda corona.  

A destacar de los Bravos es que cuentan con el bateador boricua Eddie Rosario, quien fue considerado el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Por su parte, en los Astros se encuentra el lanzador mexicano José Urquidy, quien juega su segunda Serie Mundial.

Los Astros de Houston se coronaron apenas en 2017 y es uno de los equipos más dominantes, pues es la tercera corona que disputan en un lapso de cinco años. 

Cortesía de everardoherrera.com

El primer partido de la serie, disputado este pasado lunes en el Minute Maid Park en Houston, terminó con un triunfo de los Bravos de Atlanta de 6 carreras sobre 2. Pero ayer la serie se igualó cuando los Astros se impusieron por 7 a 2 donde el mexicano José Urquidy tuvo una destacada participación en el triunfo al retirar a siete bateadores por la vía del ponche en cinco entradas completas donde participó.

El próximo juego de la serie será este viernes en el Truist Park en Atlanta. El séptimo juego, si es que se llega a él, está programado para el tres de noviembre en casa de los Astros.

Por Eduardo Alonso