Qatar y sus estadios nos esperan este 20 de noviembre, día en que comienza La Copa Mundial de la FIFA

Es un acontecimiento histórico, pues es la primera vez que se realizará este evento magno en una nación árabe, donde además, debido a las condiciones climáticas del país, particularmente sus altas temperaturas (45°C – 50°C), este año tendremos una Copa del mundo invernal.

Lusail, un juego de luz

Este estadio, inspirado en la tradicional lámpara de fanal, será el espacio en el que se jugará la final del mundial. Su hermoso diseño toma prestados elementos de las vasijas y cuencos tradicionales de la región, sumado al intenso juego de luz y sombra que provocan los fanales.

El estadio fue diseñado para acoger a 80 mil personas y se encuentra a 15 km al norte de Doha. El exterior es dorado y con los años se asemejará a las artesanías de metal antiguas. Tiene una serie de aberturas que permitirán el juego de luces y sombras característicos de los fanales en la noche. El techo fue diseñado para dar sombra y asegurar que el campo reciba la cantidad necesaria de luz solar.

El techo del recinto está cubierto por paneles solares que brindarán electricidad, no solo al estadio, sino también a las zonas aledañas. El diseño prevé que la parte central se pueda abrir y cerrar, dependiendo del clima.

Terminado el mundial, el estadio se transformará en un centro para la comunidad, tendrá escuelas, tiendas, instalaciones deportivas y clínicas de salud.

Al Janoub y las velas de los barcos dhow

En Al Wakrah, centro pesquero de perlas de Qatar, se encuentra el estadio Al Janoub. Para diseñar el estadio, la prestigiosa arquitecta Zaha Hadid se inspiró en las velas de los barcos tradicionales árabes que navegaban en el Golfo Pérsico, los dhow. Su techo, que evoca las velas de los barcos de una manera preciosa, fue diseñado por Schlaich Gergermann Partner, y está formado por 1,400 piezas que le permiten retraerse para cubrir el óculo sobre el estadio, por medio de telas y cables plisados movibles. Ese efecto es el que permite la semejanza con las velas. Para contrarrestar las altas temperaturas de la región, se utilizó tecnología de refrigeración que permite mantener el área de butacas a 18 °C y el campo a 20°C.

Actualmente, tiene capacidad para 40,000 personas. Al finalizar la Copa Mundial se podrán reducir 20,000 asientos, el resto será donado a un país en desarrollo que necesite infraestructura deportiva.

Después de leer estas descripciones, queda claro que Qatar está más que listo para dar la bienvenida al mundo entero. Además, hace evidente su preocupación por el medio ambiente y por la reutilización de los espacios para beneficio de la comunidad. ¿Ya estás listo para el Mundial?

Te recomendamos visitar la web de la Fifa para no perder detalle de la información oficial.

También podría interesarte: Roger Federer anuncia su retiro del tenis.